miércoles, 15 de octubre de 2008

El viernes ya tengo plan...


... En abril parecía que aquello no iba a llegar nunca. KABARET parecía un proyecto inacabable, que nunca llegaría a su fecha, del que hablar, planear, sufrir...
Pero ahora quedan sólo dos días, que se dice rápido (dos días, ya lo he dicho). Dos días...
Dos días para disfrutar. Para ver cómo unas chicas por las que nadie daba un duro han colgado el no hay billetes en la Sala 2 del Escorxador. Para ver cómo se han puesto al frente de algo tan complejo como un espectáculo teatral, has asumido responsabilidades, han puesto en la mesa sus horas de sueño, de trabajo, de ocio, su dinero...
Cada ensayo que he vivido ha sido un regalo para mí. El viernes, entre disparo y disparo (haré las fotos, no os pienso fusilar), seguro que me emociono, seguro que sufro al ver que esta escena o la otra no quedan todo lo brillantes que hubieran podido, o que este actor se ha ido en esta frase, o que el foco no está donde debiera de estar.
Pero nada de eso me va a importar. Lo único que me importará es saber que habéis cumplido vuestro sueño, y que lo habéis hecho infinitamente mejor de lo que muchos apostaban por vosotros. Estoy orgulloso de vosotros. Es para estarlo...

2 comentarios:

  1. a primera fila si se puede! jejejeje

    muchas horas se han trabajado algo k està apunto de estallar xD

    saludos!

    ResponderEliminar